Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
 
Página principal Nosotros Pedidos Internacional Donativos Contáctanos Mapa de sitio
El trastorno de estrés postraumático

 

¡Un refugio en medio de los problemas!
 

Por: Dr. Salvador P. Cárdenas

También existe Dios, quien está por encima de toda circunstancia y de todo asunto, quien es la fuente de amor. Hay un salmo en las Escrituras que quiero que veamos hoy.

“Jehová es mi pastor; nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.”

Salmo 23

Es un salmo en el cual muchas personas han encontrado paz; cuando reflexionan en estas palabras, han encontrado amor, fe y esperanza. El lenguaje que está utilizando aquí las Sagradas Escrituras es un lenguaje muy profundo.

Cuando haya problemas en este mundo, dificultades o injusticias, Dios te va a cuidar. Las Sagradas Escrituras hablan de un Dios compasivo, cercano a nuestras necesidades; un Dios que quiere ser nuestro pastor, que nos promete paz, justicia y misericordia; que promete estar con nosotros cuando haya momentos de temor, angustia y ansiedad.

Aquella persona que cree en Dios y confía en Él también experimenta temores y angustias, pero hay una gran diferencia entre enfrentar esos problemas y esas angustias sin Dios, a enfrentarlas con Él.

Dios nunca nos ha prometido que no habrá problemas ni dificultades; lo que si ha prometido es ayudarnos a enfrentar esos problemas, esas dificultades, por muy graves que sean.

¿Quién no tiene problemas o dificultades en la vida? El mundo en el que nos ha tocado vivir nos da alegrías, pero también nos da problemas; nos ofrece momentos agradables, pero que también momentos de tristeza. Todos somos seres humanos y todos tenemos necesidad de Dios.

Dios confortará tu alma, es decir, cuando venga la ansiedad, la angustia o el temor, hay un refugio en el que la persona puede descansar; hay una Roca que no se mueve, un fundamento que da solidez a la vida.

¡No te equivoques! Ese fundamento es Dios, acércate a Él y a las Escrituras que te hablan de Dios. Él quiere darte fortaleza, paciencia y amor. ¡Cuánta necesidad tenemos de Dios!

Si tú sufres de estrés postraumático, además de acercarte con los médicos adecuados para recibir la terapia psicológica necesaria, acércate a Dios, no olvides que también tienes necesidad de Él.

Introducción
Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
Reflexión
Reflexión
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
¡Escríbenos!
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©