Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
 
Página principal Nosotros Pedidos Internacional Donativos Contáctanos Mapa de sitio


____________________________________________________________________________

EL VERDADERO AMOR DE PADRE

Los profesionales  del comportamiento del niño, y otros escritores que recomiendan un enfoque más permisivo a la crianza del niño, confunden el siempre ser bueno con ellos, los niños y las niñas; en otras palabras, no frenar su rebeldía y desobediencia en una forma activa y diligente, para que se forme en ellos el carácter correcto.

El problema en la crianza del bebé, infante, niño, etc… no es si somos buenos. La verdadera bondad y misericordia se ejerce

cuando se ama al niño y se le corrige. Hay el concepto de no castigar al niño, porque eso es bueno para el niño,  lo cual es contrario a su bien mayor.

La mayoría de los libros y seminarios desde 1950 acerca de la crianza de los hijos, han despojado a los padres, de manera efectiva, de la capacidad para hacer frente al desafío de corregir y castigar al niño, cuando sea necesario.

En primer lugar, estos escritores o autores sobre la crianza de los niños, escriben como si el comportamiento del niño nunca será malo, y le han quitado a los padres las herramientas para hacer frente a este comportamiento.

Este mal consejo,  de no corregir ni castigar a los niños para dirigirlos a que no sean rebeldes ni desobedientes, ha dado lugar a un tipo de parálisis en el trato con los niños. Ante la falta de "permiso" para intervenir y dirigir, los padres se quedaron con sólo su enojo y frustración en respuesta a un comportamiento desafiante.

EL ORIGEN DE LA REBELIÓN DE LOS ADOLESCENTES

¿Qué hace usted cuando su niño lo insulta o se rebela?, ¿quedarse pasivo?, ¿dejar que siga creciendo en su infancia con ese comportamiento?, y ¿esperando que el amor y la bondad broten en el niño cuando tenga seis años?

Los padres se dan cuenta  de que todos los pequeños infantes empiezan a sentirse enojados y tiene alguna conducta destructiva, y necesitan ayuda de corrección y disciplina para corregir esos arrebatos.

Los padres no podemos tener una actitud pasiva en la instrucción, corrección y castigo desde que son bebés, y así sucesivamente, en cada etapa de su vida. Los amigos y familiares le pueden criticar a usted  por corregirlos, tal vez
hasta le dirán que eso arruinará el carácter de sus hijos. Pero si sigue ese  consejo de no corregirlos, sus amigos y familiares tendrán razón: Usted va a traer un niño malcriado, y ¡tal vez una casa llena de ellos!

La recomendación de estos escritores y autores de la conducta pasiva, y no activa, ejerciendo los padres su autoridad para corregir al niño, anima a los padres a permanecer pasivos a través de los años de formación, cuando el respeto a la autoridad tan fácilmente puede ser enseñada a sus hijos.

Su filosofía se basa en la noción simplista de que los niños desarrollarán actitudes dulces y amorosas si los adultos lo permiten y animan sus rabietas durante la infancia. Esta actitud pasiva de parte de los padres, que no colaboran en la crianza del niño, conduce directamente a la rebelión de los adolescentes, en los niños de carácter fuerte.

Para mayor información:
Esperanza para la Familia, A.C.
contacto@esperanzaparalafamilia.com
Lada sin costo en México: 01800 690 6235
www.esperanzaparalafamilia.org

 

Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
Reflexión
Reflexión
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
¡Escríbenos!
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©