┐Puede una familia ser feliz?
 

La amargura y el dolor del mundo
 

Por: Dr. Salvador Cárdenas

Las personas viven amargadas porque no aprenden a ser agradecidas. De hecho, mucho del desaliento que viven las personas es la consecuencia de pasar por alto las muchas formas en que otros han beneficiado su vida.

La gente triste, melancólica y vacía vive así porque siempre están esperando que los otros hagan algo más por ellos y se les olvida que a lo largo de la vida han recibido muchísimas cosas buenas de las que no son consientes.
 
Muchas familias tienen esto al interior de su casa: amargura, tristeza e incredulidad. Y es triste, pero por eso, mucha gente no cree en Dios. La gente no puede ver que hay un Dios bueno y generoso que nos ama, que nos ayuda, que quiere realmente nuestra felicidad.

También mucha gente cuestiona la existencia de Dios y pregunta “Si hay Dios, entonces ¿por qué hay guerras? ¿Si hay Dios, por qué hay mujeres violadas? ¿Por qué hay niños en la calle?

Todo eso existe porque el hombre prefiere hacer lo malo a hacer lo bueno. El hombre prefiere dejar la virtud y volverse sumamente ensimismado para pensar sólo en sus beneficios. No es porque sea la voluntad de Dios.

La Biblia dice que “toda buena dádiva y todo don perfecto provienen de Dios”. Tú puedes entender que hay Dios por todas las cosas preciosas que hay en la vida. Por ese amor que un padre puede tener con su hijo, o el amor de la mamá hacia su hija.

Tú puedes ver que hay Dios cuando un hermano tiene amor por otro y le sirve. Todas las cosas buenas que hay en la vida son por causa de Dios.

En la Biblia, en Filipenses 4:8 dice así: “por lo demás, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si hay algo digno de alabanza, en esto pensad. Y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

La Biblia dice que es bueno buscar aquello que tiene virtud, que es bueno y correcto. Es bueno estar disponible para ayudar a los demás, ser generoso y agradecido. Esto es necesario para ser feliz como ser humano y para tener familias felices que funcionen.

¿Por qué las familias de hoy no funcionan? Porque le han apostado al egoísmo, al rencor, al imponerse por la fuerza.

Si cambias de canal y buscas lo bueno, lo que tiene virtud; si buscaras lo recto, lo amable, lo servicial; tu familia sería un paraíso en un mundo complicado. Si hubiera muchas familias que tuvieran esto, el mundo no sería tan complicado.

¿Quieres verdaderamente ser feliz? Debes esforzarte en buscar lo bueno. Y ese esfuerzo no es de un día para pasarla con los hijos, es un esfuerzo de todos los días de tu vida.

Si tú haces esto y buscas hacer lo bueno, podrás pedirle la ayuda a Dios para que Él meta Su mano en tu familia y te bendiga.

Inicio
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©