Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
 
Página principal Nosotros Pedidos Internacional Donativos Contáctanos Mapa de sitio

Un gran lugar para dar amor: capacidades diferentes

 

Tenemos mucho qué aprender de ellos
 

Por: Ing. Gilberto Sánchez

No menospreciemos a una persona cuando la veamos que tiene capacidades diferentes, jamás la menospreciemos, porque podemos encontrar a veces más nobleza, más sinceridad, más transparencia, un corazón más puro, en ese tipo de niños.

Muchas veces como ellos sufren mucho, aprenden a ser humildes, aprenden a ser sencillos y muy agradecidos con las cosas que la vida les puede dar, tiene un corazón muy abierto, muy generoso.

En cambio aquellos que a veces lo tienen todo, se vuelven personas muy ingratas, no valoran las cosas y entonces a la hora que se les demanda algún gesto de amor, de reciprocidad, muchas veces no lo tienen porque no aprenden a valorar las cosas que la vida les da, que Dios les da.

No menospreciemos de ninguna manera  a este tipo de personas, son excelentes oportunidades para que usted dé todo su amor.

Aprendamos a valorar esas oportunidades que Dios nos da, que definitivamente son invaluables y que sobre todo nos ayudan a entender que debemos de ser agradecidos con todas las cosas que Dios nos da, a pesar de que de pronto creamos que ese hijo nos va hacer la vida más difícil y triste.

Vivimos en una sociedad donde hay estándares de vida y eso complica la vida para aquellos que tienen capacidades diferentes, donde se espera que un día los hijos salgan del hogar, se vayan con un título, con una carrera realizada y que se vayan hacer sus vidas y que hagan familia y que prosperen, que ganen dinero y que construyan una vida cómoda, placentera alrededor de ellos.

Pero cuando ven a esos niños con capacidades diferentes, como que todos esos sueños se esfuman y dicen los padres: “Nunca mi hijo con esta enfermedad va a salir de la casa, ya se va a tener que quedar con nosotros para toda la vida, no va a poder hacer nunca nada en la vida”.

Estos pensamientos estorban para el desarrollo de los niños con esta discapacidad, muchos mejor debería de decir: “Va a estar con nosotros para siempre, qué bueno que no se va a ir de nuestra casa jamás”, ¡esto debería ser un motivo de alegría!

Un hijo es valiosísimo
Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
Reflexión
Reflexión
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
¡Escríbenos!
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©