Aprendiendo a amar:
"Una nueva actitud"

 

CaracterÝsticas del amor
 

Por: Ing. Gilberto Ruíz

¿Qué características podría tener el amor? Las Sagradas Escrituras nos definen muy bien las características del amor.
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad”.
                                                                                  1 Corintios 13:4-6
            Nos dice que el amor es sufrido. Pareciera que esto va muy en contra de lo que hoy la gente quiere experimentar, como: emociones, placeres, gozos, sentirse bien, etc.

            ¿Qué quiere decir “el amor es sufrido”? Es esa clase de amor que está dispuesto a soportar situaciones difíciles y a atravesarlas con una actitud de confianza.

            Por ejemplo, de pronto tu hijo se pone muy malo en la madrugada y hay que llevarlo al hospital. Esto implica tener que hacer a un lado el descanso, que es lícito. Tú te levantas y llevas al niño al hospital. A lo mejor la cuenta en el hospital sube, pero tú sabes que tienes que conseguir los medios para sacar adelante a tu hijo. No te importa sufrir estas situaciones.

            Las personas que realmente aman no escatiman en estas situaciones. No quiero decir que sean irresponsables en la forma de gastar, sino más bien, que sean conscientes de que luego van a tener que trabajar el doble para saldar la deuda.

            Esto podría ser un percance aislado, pero el sufrir es diariamente. Es hacer un sacrificio, darse uno mismo, padecer en el sentido de enfrentar los problemas, desgastarse físicamente trabajando para la familia, etc.

            Aun que a ti te gustaría estar descansando, pasándotela bien y no lo haces porque sabes que necesitas dar tu vida por tu familia. Eso es compromiso, eso es amor.

            El amor es benigno. Una persona que ama tiene confianza. Benigno quiere decir que siempre pensamos bien de los demás. Muchos matrimonios se destruyen por celos o malicias infundadas.

            Si usted ya corroboró que su marido le está siendo infiel, entonces no estamos hablando de malignidad. Este tipo de situaciones destruyen por completo a la familia. Pero cuando no hay pruebas, el celar a la pareja de una manera enfermiza habla de que no se tiene la confianza para amar.

            En nuestra sociedad se vive mucho la malicia. Hay un refrán de nuestro país que dice: “Piensa mal y acertarás”. Este dicho habla de la malicia con que la gente se conduce en una sociedad que no ama.

            El amor no hace nada indebido. El que ama en verdad no hace nada indebido. Quien no hace nada indebido, siempre hace las cosas correctas. El que ama no hará nada que ofenda a sus semejantes.

            Un marido que ame a su esposa no la va a golpear. Una madre que ame a su marido, no le va a faltar al respeto. Un hijo que ame a su madre, va a obedecerla.

            Imagínese que ese amor se viviera en toda la sociedad. Usted podría ir a una tienda a comprar, sabiendo que lo que está comprando es el kilo exacto. Porque, como todo el mundo amaría, no harían nada incorrecto.

            El amor no se irrita. Una persona que ama tiene dominio propio: no grita, no se enoja, no se amarga, sabe perdonar y no guardar rencor. A lo mejor se sintió agredida en alguna situación, pero como ama, olvida las ofensas. No busca la venganza.

            El amor no se goza de la injusticia; el amor hace cosas justas. En un lugar donde hay amor, no hay vicios, inmoralidades, ni adulterios. Al contrario, se enseñan principios morales, respeto a los semejantes, hay justicia.

            El amor no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Una persona que ama no miente, siempre hablará la verdad, aún a costa de las consecuencias.

            Cambiemos nuestra mentalidad y nuestra actitud; cambiemos la forma de buscar la felicidad. La gran clave es empezar a amar y a darse por los demás. Usted decida: seguir la corriente que lleva esta sociedad o atreverse a dar un paso distinto y empezar a amar.

Introducción
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©